El gobierno de Brasil confirmó lo que era solo un rumor y decididó demandar a Twitter. Las autoridades del país interpusieron un escrito en la justicia contra la compañía del "pajarito azul" por publicar en su plataforma 'tweets' que avisan de la ubicación exacta de controles controles policiales para la prevención de la alcoholemia, como así también de puestos de control de tráfico y radares.
 
Brasil exige que la firma de microblogging clausure las cuentas infractoras, que funcionan como "campana" (del lunfardo rioplatense: vigia o ayudante de alguien que delinque), ya que alertan de la presencia policial durante los operativos. Asimismo, citan a uno de los perfiles dedicados a esto: "Lei Seca Rio de Janeiro", @LeiSecaRJ.
 
Argumentan que en Brasil hay una "legislación muy estricta en relación a la conducción bajo la influencia del alcohol" y éste y otros usuarios están "actuando contra la ley y la moral". Además, señalan que estas "alertas" ponen en riesgo la seguridad de los ciudadanos, ya que permiten sortear los controles "para poder conducir en condiciones inaceptables sin ser detenidos por la policía".
 
En el caso de no cumplir con las exigencias de las autoridades cariocas, Twitter podría sufrir multas diarias de alrededor de 300.000 dólares, según reza el documento de la demanda.
 
Esto se da a pocas semanas de que la red social de 140 caracteres anunciará su nueva política de censura en los casos en que los usuarios violen la ley de su país (ver nota relacionada), aunque en su momento explicó que esos 'tweets' seguirían visibles en el resto del mundo. Sin embargo, la orden del Gobierno brasileño es clara: "Twitter debe cerrar las cuentas o sufrirá una cuantiosa multa cada día".
 
El perfil mencionado, @LeiSecaRJ, cuenta con casi 288.117 seguidores, al momento de realizar esta nota, además de informar sobre la ubicación de los controles y radares, también proporcionaría un servicio sobre el tráfico en tiempo real, algo bien recibido por los veloces conductores de Brasil.