Una de las principales atracciones de la edición 2013 de Tecnópolis es la "Zona de Videojuegos", un espacio donde los visitantes pueden jugar con videogames nuevos, que aun no llegan comercialmente a la Argentina, y otros con una historia de más de 40 años.
"Es la primera vez que vengo a Tecnópolis y la zona de videojuegos es lo que más me gustó", contó a Télam Nicolás, un chico de 11 años del partido bonaerense de Tres de Febrero. El nene dijo que aprovechó para jugar con la Play Station 3 "porque no sé cuando la van a poder comprar mis viejos y encontré muchos juegos que no conocía".
Alejandro, de 13 años que visitó la feria con sus compañeros de secundaria desde la localidad bonaerense de Pablo Podestá, destacó que le gustan "todas las atracciones" de Tecnópolis, "pero este año voy a venir hasta que haya jugado con todos los jueguitos" porque se considera un "fanático". Acá hay de todo para probar, aunque lo que más me llamó la atención fueron los videojuegos viejos", aseguró.
La "Zona de Videojuegos" es un gigantesco salón dividido en áreas temáticas, dónde el espacio de los juegos de rol está ambientado en las fantasías medievales; el de los juegos de red cuenta con monitores por encima de los jugadores para que el público pueda seguir la acción; el de los juegos antiguos cuenta con carteles que detallan la historia de cada equipo y el de los juegos de fútbol cuenta con gigantografías de reconocidos jugadores.
El coordinador de la muestra, un gamer conocido como "Neto", explicó a Télam que "la idea del espacio es contar la historia del videojuego: tenemos sectores bien diferenciados desde un museo con consolas de los años 70 hasta un área de juegos de última generación donde las principales marcas muestran sus novedades".
"Queremos contar todo lo que se mueve en la industria del videojuego: la programación, la música, el video y las artes gráficas", afirmó en diálogo con la agencia Télam.
 
Neto precisó que hay más de 250 consolas disponibles para jugar al mismo tiempo y contó que "la mayoría del público son chicos que se maravillan con muchas cosas que o porque son muy nuevas o porque son muy viejas y no conocían".
“Muchas de estas cosas pertenecen a un museo británico y fueron traídas especialmente a Tecnópolis, son cosas de las que quedan pocas en el mundo y hay pocas oportunidades como esta para verlas y jugar con ellas", como el caso de la consola de la película Terminator 2 o el Simulador de Vuelo de Stars Wars.
"Cuando chicos que se criaron con consolas de última generación agarran un Atari no lo pueden largar, es algo tan distinto como lo que le pasa a sus papás cuando agarran una Xbox o una Wii", comparó.
Es el caso de Guillermo, de Avellaneda, que llegó a la muestra  con sus hijos y su esposa y "nunca se imaginó que terminaría jugando con los chicos". "Ellos sólo conocen las máquinas de los shoppings que funcionan con tarjeta magnética. Acá ven la ranura de las fichas y me preguntan para qué se usaba y ahí es cuando uno se da cuenta que esta viejo", reconoció.
"Yo jugaba con estas cosas cuando era chico en las vacaciones en Mar del Plata o en la calle Lavalle; enseñarles los trucos del Space Invaders o del Pacman es como ser un pibe igual que ellos", finalizó.
 
Neto contó que de la muestra también participarán desarrolladores argentinos de videojuegos que mostrarán lo que hacen. "La industria del videojuego cada vez crece más en Argentina y está surgiendo una generación de programadores de calidad internacional que logran exportar sus juegos a los mercados más importantes y competitivos del mundo", finalizó Neto.
 
La "Zona de Videojuegos" puede ser visitada en Tecnópolis durante todo el día de 12 a 20. Para conocer otras atracciones de la megamuestra, mirá las notas relacionadas.