El Pew Institute publicó su informe anual sobre los medios de comunicación en los Estados Unidos, llamado "Estado del Periodismo en 2013", en el que señala que los medios de comunicación ‘online’ son la segunda fuente de información. En tanto, la televisión sigue arriba en el podio.
Según el estudio, el 39% de los consultados vieron el día anterior noticias desde un dispositivo móvil (smartphone o tablet), cuando en 2010 sólo era el 34%. Pero si se contemplan todos los aparatos digitales con conexión a la Web (smartphone, tablet, notebook, y PC), la cifra llega al 50%, sólo superados por los que ven las noticias en la televisión.
 
Por debajo se sitúan los que dicen que su fuente de información es la radio, en el 33% de los encuestados, y la prensa impresa, con el 29% de los casos. Vale remarcar que esta es una tendencia de los últimos años, que se agudiza aun más si se toma en cuenta que el 19% se informa a través de las redes sociales, el 16% por e-mail y un 8% con 'podcast'.
El rápido crecimiento de la información 'online' va en sintonía con el avance en la adopción de los dispositivos móviles, ya que, según la investigación, el 31% de los adultos tiene una tablet y el 45% un smartphone. Este tipo de audiencia, en un 60% ven o leen las noticias desde estos equipos al menos una vez a la semana y el 36% a diario.
Los sitios más visitados para ver las noticias son Yahoo News, en parte gracias a su acuerdo con ABCNews, seguido de The Huffington Post, que ha subido del cuarto al segundo puesto; por el contrario The New York Times pierde tres puestos en las principales medidoras. Según comScore es séptimo y según Hitwise, decimosegundo.
 
En la interacción con Facebook, The Huffington Post es el número uno del mundo, con 2.531 historias reproducidas en septiembre; seguido por el Dailymail.co.uk, con 1.715; Yahoo.com, con 1.668, y la bbc.co.uk con 1.621 historias.
La publicidad digital, que en 2011 superó por ingresos a la de los periódicos, consigue el 23% de toda la publicidad del sector en los Estados Unidos, cuando en 2011 tenía tres puntos menos. Sólo es superada por la publicidad en televisión, ambas crecen tres veces más rápido que el resto.
Según la previsiones de eMarketer, en 2016 la publicidad digital será el 29% del total. En ese sentido, cabe destacar que los anuncios presentes en los dispositivos móviles ya crecieron un 80% respecto a 2011, pero en la actualidad sólo es el 7% del total. Sin embargo, dentro de tres años llegará al 21%.
 
El principal problema de la publicidad digital para los medios de comunicación es que el 64% de los ingresos totales los manejan cinco compañías: Google, Yahoo, Facebook, Microsoft y AOL. 
Las plataformas de video, como YouTube, arrastran en audiencia y en cantidad de publicidad, con un crecimiento del 47% respecto al periodo anterior. El 38% de los consultados por Pew Research señalaron que utilizan tablets para ver videos una vez a la semana y el 12% diariamente.
Los sitios de video ya son el segundo segmento a nivel publicitario, pero se emparejará con el de los 'banner' en los próximos años. De hecho, medios como la agencia Reuters y The Wall Street Journal en los últimos meses lanzaron programación audiovisual en asociación con YouTube. Mientras que otras firmas, como Yahoo, realizaron alianzas con cadenas de TV.
 
Los ingresos publicitarios de la prensa cayeron el pasado año a los 22.528 millones de dólares, pero esta caída no representa un aumento de la publicidad en medios 'online'. Sólo 3.343 millones fueron a la Web, el 15% del total de la torta publicitaria. Proporcionalmente, por cada 15 dólares que pierde la publicidad en medios impresos, los de Internet sólo se ganan uno. Un éxito en audiencia pero un fracaso para materializarlo en ingresos.
 
Por último, vale destacar que, a partir de su estudio, los analistas de Pew Reserach plantean un nuevo panorama. Pronostican que la tendencia será la de imprimir el diario tres veces por semana y que, como consecuencia, habrá menos redacciones dedicadas a publicaciones con soporte en papel. La contrapartida será que se ampliarán las redacciones de medios 'online'. También prevén que las oficinas serán más pequeñas y que ya no habrá grandes edificios dedicados a la prensa.