Movilidad

Los 11 trucos que van a salvar la batería de tu celular

¿Cada día te dura menos? Te contamos de qué forma podés hacer que el teléfono no se quede sin nafta cuando más lo precisás.

La renovación constante de la telefonía celular, sumada a que los aparatos electrónicos parecen cada día más preparados para dejar de funcionar luego de un lapso determinado de tiempo, hace que consumir tecnología se vuelva un ejercicio costoso, incluso para quienes no tienen pensado renovar sus aparatos telefónicos con regularidad. A eso se le agrega que los precios, devaluación e inflación mediante, son cada dia más inaccesibles.

Acá te contamos once formas en las que podés, al menos, no tener que cambiar de teléfono porque la batería deja de responder. 

#1  Usá lo menos posible el cargador portátil: solo cuando no tengas forma de cargar el teléfono de otra manera, ya que estas cargas duran mucho menos que las hechas a través de la electricidad.

#2  No dejes cargando la batería cuando te vas a acostar: la mayoría de los celulares no están preparados para dejar de cargarse cuando llegan al 100% y siguen recibiendo electricidad y energía. Esto daña la batería, que suele estar completa en poco más de una hora de carga. El resto es desgaste inútil. 

#3  Apagá el Bluetooth y el wi-fi si no los estás usando: mientras están activas estas funciones el teléfono busca de forma constante aparatos a los que conectarse y eso también desgasta la batería.

#4  Mejor wi-fi que 4G: la red de datos consume más energía que la conexión wi-fi.

#5  Usá el brillo de pantalla lo menos luminoso que puedas: la luz es uno de los factores de mayor consumo de batería (sobre todo en el uso de videos y juegos). Si el teléfono tiene la opción de "autobrillo", activalo.

#6  La aplicación de Facebook es voraz: lo ideal es cambiarse a Facebook Lite o bien utilizar esa red social desde el navegador. Una opción para que no sea cargoso el uso a través de la web es crear un ícono en el escritorio del teléfono una vez que estás en la página de la 2.0

#7  Desactivá el localizador de ubicación: el GPS es una de las herramientas más útiles de los smartphones pero si no está en uso es solo un factor de descarga. Además, de paso, te vas a ahorrar publicidad pop-up no deseada al menos por un rato.

#8  Apagá el uso del "segundo plano": se trata de una función que hace que las app se actualicen en segundo plano cuando no las usás, lo más parecido al derroche de batería que existe en el uso de teléfonos inteligentes. Esto se puede hacer desde la parte de ajustes y ahí yendo a "uso de datos". De paso, si una de las herramientas que desactivás es la de "búsqueda por voz" vas a dar un paso en pos de tu intimidad (las aplicaciones que utilizan el micrófono suelen enviar información y la situación no está todavía del todo regulada).

#9  Desactivá el asistente de Google: es muy práctico decir "ok Google" y que el teléfono responda a un mando (sobre todo para hacer llamadas o para ir a algún destino en el mapa) pero se trata de una herramienta que está las 24 horas activa porque espera que se le diga una orden. Si no la usás todo el tiempo, ponele off.

#10  Nunca descargues fondos de pantalla animados: son un factor determinante en el desgaste de la batería. Algo parecido pasa con los íconos animados.

#11  Apagá las actualizaciones automáticas: salvo en las aplicaciones que usás muy a menudo, esta opción carece de utilidad, sobre todo para aquellas app que vienen con el teléfono y no se pueden desinstalar. 

Noticias de “Celulares smart”
Seguinos