La AFIP habilitó hoy el ingreso al país de teléfonos celulares y laptops sin necesidad de declararlos en la Aduana cuando sean considerados de "uso personal". La medida con la publicación en el Boletín Oficial de la resolución general 4315 y actualiza una reglamentación emitida 1994, cuando no existían los smartphones.



De este modo, la resolución alcanza a "los efectos de uso o consumo personal; los artículos de vestir y aseo, y los demás bienes que tengan carácter personal, incluyendo una computadora portátil y un teléfono personal que no requiera para su funcionamiento fuente exterior de energía".

Con la firma del titular de la AFIP, Leandro Cuccioli, argumenta que "teniendo en consideración las necesidades de globalización y de la era digital, resulta necesario actualizar el alcance del concepto efectos de uso o consumo personal, con el objeto de incorporar aquellos efectos tecnológicos de uso común por viajeros como incidencia de viaje".

La modificación contempla productos que pueden ser destinados para uso personal o bien como regalo, siempre que por su cantidad, naturaleza o variedad no permitan presumir que se importan o exportan con fines comerciales o industriales.