Demandan a Google por haber recopilado datos de millones de personas
Demandan a Google por haber recopilado datos de millones de personas

La cada día más poderosa Google fue demandada en el Reino Unido por haber realizado un presunto rastreo y recopilación clandestinas de información personal de casi 4 millones y medio de usuarios de iPhone a través del navegador Safari.

Según publicó el diario The Guardian, la denuncia colectiva busca que el pulpo empresario pague una multa de 4.290 millones de dólares. 

El delito se habría producido entre agosto de 2011 y febrero de 2012, cuando Google habría pasado por alto la configuración de privacidad del navegador con el fin de dividir a las personas en categorías específicas para que esos datos fueran usufructuados por los anunciantes de distintas marcas.

La información recopilada por Google incluía raza, salud física y mental, inclinaciones políticas, sexualidad, clase social y financiera, compras, hábitos y datos de ubicación, según afirmaron ante la corte este lunes los abogados del grupo que representa Lloyd, Google You Owe Us, en la apertura de las audiencias.

Hugh Tomlinson, representante del grupo de Lloyd, explicó que los datos fueron recopilados a través de un “rastreo y compilación clandestina” de navegación en el iPhone, conocida como la Solución de Safari. Dicha actividad ya había sido expuesta en 2012, cuando la Comisión Federal de Comercio de los Estados Unidos multó al gigante tecnológico con 22.5 millones de dólares por esta práctica y le obligó a pagar 17 millones de dólares a 37 estados del país.

"Las acciones de Google afectaron a millones en Inglaterra y Gales y le pediremos al juez que se asegure de que rindan cuentas en nuestros tribunales"; señaló Lloyd.

La demanda colectiva busca una compensación de al menos 1.000 millones de libras para un estimado de 4.4 millones de usuarios de iPhone. Google You Owe Us ha pedido al menos 3.200 millones de libras, lo que significa que los demandantes podrían recibir 750 libras (unos 854.72 euros) por persona en caso de ganar el juicio.

La palabra de Google

Los abogados de la compañía, en tanto, aseguraron que no hay ninguna sugerencia de que Safari Workaround haya dado como resultado que se revelara información a terceros. También señalaron que no es posible identificar a aquellos que pudieron haber sido afectados y, por tanto, el reclamo no tiene perspectivas de éxito.

El propósito de la demanda, destacó Anthony White, uno de los abogados de Google, es perseguir una campaña para la rendición de cuentas y la retribución en contra de la empresa, en lugar de buscar una compensación para las personas afectadas.

"El tribunal no debería permitir que una sola persona opte por los derechos de protección de datos de millones de personas con el propósito de avanzar en una agenda personal de campaña y no debería permitirles que responsabilicen a las personas que no lo deseen asociarse con esa campaña para tomar medidas positivas para desvincularse activamente de ella", dijo White.