Una empresa de origen español presentó una novedad tan curiosa como polémica: un colchó capaz de detectar infidelidades. Dedicada a la fabricación de artículos para el buen descanso, la firma Durmet promete que sus productos son "inteligentes" y pondrán en aprietos a más de un libertino.

Desde la compañía explicaron que el nuevo colchón cuenta en su interior con 24 sensores "capaces de captar el movimiento sospechoso de la cama" y, a continuación, informar al dueño a su teléfono celular a través de una app creada a tal efecto. 

El colchón puede detectar "una actividad sospechosa sobre el momento de uso, la frecuencia, la intensidad o la velocidad"

A la hora de comentar la creación de un producto tan peculiar, los voceros de Durmet aseguraron que obedece al hecho de que "los españoles son los europeos más infieles" y el propio domicilio, su lugar preferido para hacer el amor. "Se nos ocurrió que podría dar tranquilidad no sólo durante la noche, en las horas de descanso, sino también durante el día, cuando se ausentan del domicilio", detallaron.

En ese sentido, según prometen sus fabricantes, el colchón puede detectar "una actividad sospechosa sobre el momento de uso, la frecuencia, la intensidad o la velocidad" si no son los habituales y enviar una notificación al dispositivo móvil al que esté vinculado.