La empresa Apple Inc. anticipó que durante el primer trimestre de este año tendrá la primera caída de sus ventas en 13 años. Es que el fabricante del iPhone comenzó a sentir el impacto de la desaceleración de la economía china.

Para el trimestre que arranca en marzo, Apple previó ventas de entre 45 y 50 millones de unidades del iPhone, lo que representaría el primer declive para esos teléfonos y llevaría a la firma a anotar un descenso de sus ventas totales. De hecho, los envíos del iPhone registraron en el último trimestre del 2015 el menor crecimiento de su historia.

Los embarques de teléfonos móviles crecieron apenas un 0.4% en ese período, el porcentaje más bajo desde que lo lanzó en el 2007. Este resultado se debió, en parte, a China, dijo el jefe financiero de la firma, Luca Maestri, a la agencia Reuters.

Si bien las ventas en China crecieron un 14% en ese trimestre, "a medida que avanzamos hacia el trimestre de marzo es más evidente que hay algunas señales de desaceleración económica. Estamos comenzando a ver algo que no habíamos visto antes", dijo en una entrevista con esa agencia.

Los envíos del iPhone registraron en el último trimestre del 2015 el menor crecimiento de su historia

China, cuyo crecimiento se ralentizó en medio de un ajuste hacia una economía apoyada en el consumo interno, es una pieza clave para Apple, pues es uno de los dos mayores mercados para la compañía.

Apple vendió un récord 74.8 millones de iPhones en el último trimestre del año pasado, que fue el primero en que contabilizó totalmente las ventas del iPhone 6S y 6S Plus.

Sin embargo, los envíos de iPhones estuvieron 75.5 millones de unidades por debajo de las expectativas de analistas, de acuerdo a la firma de investigación FactSet StreetAccount citada por Reuters. Dos terceras partes de los ingresos de Apple proceden precisamente de la venta del iPhone.