Todo indica que el esperado nuevo iPhone 7 va a sumar características más o menos previsibles como un mayor almacenamiento, así como que dejaría atrás detalles como el jack para los auriculares tradicionales, el cual sería reemplazando por un puerto USB type C o quizás un nuevo formato propietario.

Pero, sin embargo, la noticia que por estas horas sacude al mundo geek es que todo indica que el hijo más joven de Apple tendrá la posibilidad de ser recargado de forma inalámbrica.

Según fuentes de Fast Company, el iPhone 7 se va a poder cargar sin la necesidad de ningún tipo de cable: sólo hará falta apoyar el aparato sobre un pad y el celular se cargaría por inducción.

El Apple Watch fue el primero de los productos Apple que utiliza carga inalámbrica con su puerto magnético, lo cual fue un hito en la historia de la manzanita, aunque si la posibilidad llega al teléfono se trataría de una verdadera revolución para un mercado que no para de crecer.

La carga inalámbrica ya existe en algunos modelos de Android como el Samsung Galaxy S6, pero sería la primera vez que Apple lo pone a disposición de sus usuarios de iPhone. La forma que va a tomar sigue siendo un misterio. Sólo resta esperar al lanzamiento oficial del iPhone 7 (quizá en septiembre) para comprobarlo.