Un televidente empieza a ver una serie. Ve un capítulo. Otro. Otro. En algún momento, sin darse cuenta, se queda dormida. Cuando se despierta no sabe dónde interrumpió, debe ponerse a buscar. Es una situación que se repite bastante.

Para que no suceda más, Netflix presentó una particular solución: medias inteligentes que detectan cuando el usuario se duerme, pausando lo que estaba viendo en ese momento.

Estas medias no se venden, sino que hay que hacerlas desde cero. Para esto, la compañía publicó en su web un manual paso a paso de ocho etapas en el que se ofrecen diferentes diseños de medias de lana, inspiradas en las series originales del servicio de películas y series online.

Una vez tejidas las medias, se debe incorporar la tecnología actigrafía, que permite detectar los tiempos de sueño a través de un sensor.

Hay que utilizar un sensor infrarrojo, una batería, un botón para uso manual y un acelerómetro, todo conectado y colocado en un pedazo de tela, que se incorporará a la media.