Juan se inclina hacia adelante como si se asomara en el abismo y recupera la vertical. Está en el medio de un poblado centro de exposiciones de La Rural, pero actúa como si estuviera en un andamio en el piso 20 de un edificio. Gira la cabeza hacia el costado pero sus robustos anteojos no le permiten ver a su hermano, que espera a su lado la oportunidad para probar el software para fobia y trastornos de ansiedad creado por Psy-Tech, la compañía de Fernando Tarnogol que se dedica a simular situaciones que ayudan en tratamientos psicológicos. Ellos son dos de los cientos de visitantes que ayer poblaron La Rural para asistir a Expo Internet LA 2015, la primera exposición de Internet de las Cosas de la región que permanecerá abierta hasta el sábado 12 de septiembre y que contará con la presencia estelar de Steve Wozniak, co fundador de Apple, retrató Tiempo Argentino.

"La idea es que la gente no venga a ver la tecnología, que lo puede hacer en TV, sino que venga a vivir la experiencia", cuenta a Tiempo Martín Todres, director de la exposición y dueño de NX Net Solutions, la empresa tecnológica que fundó en 2001 con Nicolás Chiarini, su compañero de básquet de la adolescencia y actual socio. Mientras Chiarini corre de una punta a la otra de la sala de exposiciones ocupándose de los detalles técnicos, Todres dibuja un mapa del predio imaginario en el aire y distribuye allí los lugares donde los visitantes pueden ver el vuelo de los drones, participar de una reunión de producción de videojuegos, subirse al primer coche autónomo o probar cómo funcionan las casas inteligentes.

Esta última opción la ofrece Solidmation, una empresa nacional creada hace cuatro años y que hoy es referente en "automatización de hogares". Según Mariano Rodríguez, responsable de desarrollar una de las unidades de negocio de la compañía, ya hay casi 500 casas que utilizan sus servicios en el país.

En concreto, explica Rodriguez caminando por el hogar de dos ambientes simulado en el stand, se trata de un sistema que incluye una central y tantos dispositivos como aparatos de la casa se quieran manejar centralizadamente desde un celular o tableta. Luego, desde una única aplicación, uno puede subir o bajar el aire acondicionado, encender o apagar el equipo de música, abrir la puerta o hasta manipular la intensidad de iluminación de los distintos apliques.

Desde su stand puede verse pasar, al final del pasillo, un pequeño auto amarillo que circula prolijamente por una pista sin conductor arriba. Sin que nadie se lo indique, el vehículo se detiene en la cebra peatonal y ante la señal de "Pare". La magia, explica el ingeniero industrial Alejandro Repetto, está en la computadora integrada en el coche y en el sensor que sobresale en su techo.

Repetto es cofundador de Space AI, la empresa que está desarrollando el primer automóvil autónomo en el país y que cuenta para ello con el apoyo del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Tras ganar la licitación para su desarrollo, el diseño de este prototipo les llevó solo tres meses, "pero hay que tener en cuenta los diez años que venimos trabajando sobre la tecnología las personas que lo produjimos", explica el hombre que cuenta que para fin de año planean sacar a preventa un sistema operativo diseñado por ellos y que pretenden que se transforme en el "Android de los robots".

Los visitantes miran el auto y siguen su camino para indagar en el resto de los casi 50 stands que componen la exposición. Les quedan un par de horas para que el predio cierre y muchas experiencias por probar. "Nuestra sociedad no sólo tiene muchos usuarios de la tecnología, sino también mucha materia gris para el desarrollo", explica Todres. Aquí quiso reunirlos.

La estrella será Steve Wozniak

Durante los cuatro días que dure la exposición habrá conferencias de especialistas en distintas áreas en una sala especial para 300 personas. Mañana la participación más esperada es la de Máximo Cavazzani, creador del juego Preguntados. El viernes, mientras tanto, será el turno para el invitado estelar del evento, el cofundador de Apple Steve Wozniak. El sábado, último día de la exposición, las charlas comenzarán a las 13 con un análisis de periodismo en la era digital y culminarán a las 18 con un foro de discusión sobre la evolución de la Internet de las Cosas. Las entradas están disponibles desde 200 pesos.

Un scanner para el busto propio en 3D

"Replikat comenzó hace tres años en casa con mate y pantuflas", cuenta Santiago Scaine parado delante de una pared cóncava de cámaras de fotos.

"Hoy está armando la primera línea de montaje de impresoras 3D de América Latina en Villa Martelli", completa su fundador, quien marca el inicio de ese crecimiento en la obtención del PACC Emprendedores, un programa del Ministerio de Industria de la Nación que le dio el capital inicial para abrir la empresa de investigación y desarrollo en tecnología de impresión en tres dimensiones.

Las cámaras que ahora hacen foco en su espalda son el "scanner humano", una idea que produjo recientemente y que permite obtener la imagen digital y los planos necesarios para hacer una réplica del cuerpo de una persona con sus impresoras 3D. Su objetivo, cuenta, es regalarle a un busto de plástico propio a Steve Wozniak cuando el co-fundador de Apple visite la exposición el viernes.

Lo necesario para crear videojuegos

Varias mesas en fila, una computadora y una pantalla enorme. Eso es todo lo que compone el stand de Game Factory, un espacio coordinado por el productor de videojuegos Alejandro Ipaguirre. Eso es todo lo que se necesita para desarrollar un programa que entretenga a millones de personas. Al menos eso es lo que se propone demostrar este integrante de la compañía de videojuegos 6th Vowel que para el sábado tiene previsto efectuar allí una reunión de producción en vivo en la que intervendrán dos directores-guionistas, el director de arte, el de programación, el de diseño, el productor y el Project mánager. El resto del tiempo se podrán probar ahí videojuegos creados en el país, charlar con musicalizadores o responsables de arte, entre otras actividades. Según la Asociación de Desarrolladores de Videojuegos de Argentina (ADVA), ya hay 50 empresas consolidadas en el rubro que emplean unas 2000 personas. Eso posicionó al país como el segundo en desarrollo en videojuegos después de Brasil.