Apple informó que vendió más de diez millones de los nuevos modelos de iPhone durante el primer fin de semana de comercialización, y afirmó que la demanda superó las expectativas.

"Podríamos haber vendido muchos más iPhones si hubiésemos tenido stock. Estamos trabajando duro para cumplir con los encargos lo más pronto posible", dijo el presidente de la compañía, Tim Cook.

El mismo viernes del lanzamiento, hubo muchos lugares en que se agotaron los nuevos modelos del iPhone 6 y el iPhone 6 Plus, y los pedidos hechos por internet tardarán en llegar varias semanas.

En 2013 Apple vendió más de 9 millones de iPhone 5s y 5c durante el primer fin de semana de comercialización.