La compañía Apple habría comprado la empresa PrimeSense, una compañía israelita que fue la cuna de una de las tecnologías más famosas de las consolas actuales: el servicio de control por movimiento Kinect (que hoy ya se aplica también a los automóviles).

Este sistema, presente en las consolas Xbox de Microsoft, sería a partir de hora parte de la firma de manzana tras el pago de 345 millones de dólares. Una transacción que, además, podría ser anunciada por Apple en las próximas semanas, según el medio israelita Calcalist.

El objetivo de Apple sería incluir este servicio de movimiento en sus populares equipos, principalmente en móviles como sus teléfonos inteligentes iPhone o tabletas iPad. Incluso, esta tecnología podría ser incluida en los equipos de televisión de la compañía, que podrían ser presentados públicamente recién para el año 2015.

Hasta el momento, ninguna de las empresas ha desmentido ni aclarado estos reportes, por lo que se desconoce si son solamente reportes.