Polémico plan británico para "vigilar" la Web y los celulares

No es un "reality show" ni ciencia ficción, es una iniciativa del Gobierno para controlar todo el flujo de información de los ciudadanos del Reino Unido, tanto en Internet como en los teléfonos móviles. El proyecto parece extraído de la novela George Orwell, "1984", pero es real.

El proyecto viola el derecho a la privacidad
El proyecto viola el derecho a la privacidad

La novela "1984", escrita por George Orwell, que introdujo el concepto de "Gran Hermano" o "Big Brother", el vigilante omnipresente de cada acto de la población, podría convertirse en realidad, de ser aprobado un proyecto del Gobierno británico que habilita a la policía y a los servicios secretos a disponer de todo el flujo de comunicación e información digital de los ciudadanos del Reino Unido.

 
La "Policía del Pensamiento" (digital) de Orwell, puede llegar a plasmarse en la vida cotidiana de los británicos de ser aprobada una Ley que le permite a las fuerzas de seguridad del Reino Unido acceder a toda la información circulante en correos electrónicos, llamadas telefónicas, mensajes de texto, chat, y todos los servicios de mensajería que posean los celulares y smartphones.
 
El plan del Gobierno británico generó una fuerte polémica. Políticos y organizaciones para la defensa de los derechos civiles criticaron el programa, dado a conocer el último domingo, por ser considerado violatorio del derecho a la privacidad y por tener fines auto-represivos, ya que la policía podrá conocer cuándo y con quién se comunica cada persona.
 

Afiche original de 1984
Afiche original de 1984

"Lo que se proponen es permitir un acceso sin restricciones a cada comunicación que se produce", señaló a la cadena BBC Radio 4 el ex responsable de política Interior del Partido conservador, David Davis, para quien el Ejecutivo, encabezado por David Cameron planea una "vasta ampliación de sus poderes" en ese terreno.

 
Según la publicación "The Sunday Times", el Ministerio de Interior británico adelantó que el Gobierno de coalición entre conservadores y liberaldemócratas tiene previsto aprobar "tan pronto como los tiempos parlamentarios lo permitan" un proyecto por el cual las compañías de internet y telefonía deberán "facilitar acceso a las comunicaciones de la población en tiempo real".
 
"Para proteger a la ciudadanía, es vital que las fuerzas de seguridad tengan acceso a las comunicaciones en determinadas circunstancias para investigar delitos especialmente graves y luchar contra el terrorismo", indicó el Ministerio de Interior.
 

El proyecto es un "Gran Hermano" digital
El proyecto es un "Gran Hermano" digital

Los datos que se recabarán en el centro de escuchas de Cheltenham (oeste de Inglaterra), conocido por sus siglas GCHQ y cuyas actividades son secretas, incluyen la hora y la duración de cada llamada telefónica, así como los destinatarios de correos electrónicos y mensajes de texto.

 
"Argumentan que no se accederá al contenido de los mensajes ni se podrán escuchar las conversaciones, es verdad, pero sí podrán ver las direcciones de páginas web que alguien consulta, y eso es contenido", consideró Davis.
 
El director del Centro de Estudios para Seguridad e Inteligencia de la Universidad de Buckinhgam, Anthony Glees, defendió por su parte la medida al argumentar que "servirá para tratar de evitar sucesos como los asesinatos de siete personas en la región francesa de Toulouse a finales de marzo", según consignó el diario "The Guardian" en su edición digital.
 
Para Glees, algunos críticos de la propuesta del Ejecutivo británico están "un poco obsesionados" con la privacidad, lo que "va en favor de aquellas personas que quieren quitarles la libertad al resto de los ciudadanos".
 

David Cameron encabeza el proyecto
David Cameron encabeza el proyecto

Por su parte, Benjamin Ramm, director de la revista política "Liberal", señaló por su parte que le resulta "difícil de creer" que el partido que lidera el viceprimer ministro británico Nick Clegg (Liberal Demócrata) impulse esa medida debido a su tradición progresista.

 
En tanto, el director del grupo Big Brother Watch, Nick Pickles, mostró su preocupación por la propuesta, al considerar que "son métodos de vigilancia similares implantados en China e Irán".
 
La organización por los derechos civiles "Liberty", también hizo escuchar su voz. Subrayó que el plan del Ejecutivo constituye la "resurrección" de un proyecto similar propuesto por los laboristas al que tanto conservadores como liberaldemócratatas se enfrentaron cuando estaban en la oposición.
 
"No importa quién esté en el Gobierno, las ambiciones de las agencias de seguridad para favorecer el espionaje nunca se alteran", señaló Ian McDonald, vocero de "Liberty".

Comentarios

InfoNews no tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite. InfoNews.com se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la Republica Argentina.
 

En Flickr